Linda Vallejo y Su Visión de los Cielos Nuestra Gente

November/December 2001
Linda Vallejo y su visión de los cielos

Por Lilian Jiménez

El respeto hacia la Madre Tierra, el agua, el fuego y el viento salen a relucir en cada una de las obras de la pintora Linda Vallejo, especialmente en su actual serie titulada "Los Cielos" (1996-2000), compuesta de más de 50 pinturas que exponen el surrealismo de los cielos y su conexión con la tierra y el ser humana.

Su amor hacia la naturaleza y su interés en la mitología la han fascinado desde que era pequeña. Vallejo creció en diferentes continentes. Regresó ya de adulta a su ciudad natal de Los Ángeles, California, tras haber vivido en Alemania, España y en varios estacaos de la Unión Americana pues su padre era coronel en el Ejército de los Estados Unidos. "Mis padres, Helen y Adam Vallejo, me llevaron a conocer muchos lugares, el Vaticano, las museos. Aprendí mucha sobre la historia y cultura de Occidente, pero cuando regresé ya de grande a Los Ángeles quise aprender más sobre la cultura de Mesoamérica. Viajé mucho a México a conocer las ruinas, también aprendí sobre las tradiciones y creencias de las culturas indígenas", recuerda emocionada la artista.

Vallejo se identificó de inmediato con el estilo de vida de los indios indígenas, tanto de Latinoamérica como con la de los indios nativos de los Estados Unidos. A pesar de vivir en una metrópoli y de haber obtenido una Maestría en Arte de la Universidad Estatal de California en Long Beach, a Vallejo no le fue difícil adoptar el estilo de vida indígena, sus tradicionales creencias, el espiritualismo y religión, factores que salen a relucir en cada una de sus obras. Desde hace más de 20 años es miembro de "Flores de Aztlán", un grupo de danzantes azteca, que año tras año realiza danzas y ceremonias en los principales eventos chicanos de California y de otros estados del Sudoeste.

Una de sus pinturas predilectas, "Mother Earth, Father Sky" (Madre, Tierra, Padre) de la serie "Los Cielos" refleja dos figuras en medio del esplendor del cielo. Otra con el nombre de "Eternal Seed" (Semilla Eterna) refleja a una mujer que sale de la Tierra como la fuente de la vida, como símbolo de la fertilidad y la importancia de la mujer dentro de este mundo.

" Para mí la mujer es muy importante, es el centro de su familia. No hay nada más importante para mí que mi familia, que mi su esposo, que mis hijos,” agrega sobre su esposo Ron, y de sus hijos Robert y Paul.

Con el apoyo de su familia, según agrega, ha logrado ser quién es hoy, un ser humano que ha encontrado la paz interior a través del espiritualismo y las creencias indígenas, mientras en el plano profesional logró terminar su actual serie. Crear cada pieza le tomó un promedio de un año, y cada pintura incluye por lo menos cien capas de pintura. "Para `Las Cielos' trabajé hasta en ocho o más pinturas a la vez. Cuando no podía continuar con una seguía con otra y así", dice. A pesar del arduo trabajo, Vallejo no se toma descansos ya que se ha fijado la meta a corto y larga plazo como ella misma dice de "pintar, pintar, pintar y pintar".
 
 
Encabezamientos
Arriba, la artista Linda Vallejo.
Pinturas de izquierda a derecha: “Padre Cielo, Madre Tierra,” “Semilla Eterna..”
“ Aguas que reflejan" ( izquierda) y  "Oración del atardecer"

back to media